Имя:
Пароль:


a b c d e f g h i j k l m n o p q r s t u v w x y z    0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 
а б в г д е ж з и й к л м н о п р с т у ф х ц ч ш щ ъ ы ь э ю я 

Скачать Alejandro Magno бесплатно


Roger Caratini "Alejandro Magno"
Debolsillo | 2003-06-06 | ISBN: 8497597842 | 608 pages | Doc | 1,2 MB

Otro Alejandro ha nacido, sanguinario, despiadado e insaciable, que slo piensa en ir ms lejos, siempre ms lejos…”
Puestos a hacer elucubraciones gratuitas (e intiles, por cierto), podramos decir que Alejandro es probablemente junto con Jesucristo, el personaje histrico sobre el que ms literatura se ha escrito. Adems, en ambos casos se dan curiosos paralelismos (ambos murieron a los 33 aos, ambos cambiaron el mundo tal y como se conoca hasta entonces, ambos gozaron de lo que podramos llamar un “atractivo especial”, todos los textos conservados sobre ellos son posteriores a sus muertes, ellos mismos no dejaron nada escrito… ), pero tambin radicales distinciones (uno era un hombre de paz y el otro un experto en la guerra, uno era el hijo de un simple carpintero y el otro era rey e hijo de rey, uno fue un proscrito y acab condenado y crucificado, y el otro vivi de batalla en batalla, de xito en xito, y muri de enfermedad rodeado de sus hombres y honrado pstumamente hasta el paroxismo… ). El absurdo juego de los parecidos y las diferencias, que iniciara honorablemente Plutarco con sus Vidas Paralelas (y que sin duda encontr en Julio Csar un contrapunto ms razonable a Alejandro que el que yo he utilizado) dara de s tanto como quisiramos, y de hecho a lo largo de la Historia la figura del rey macedonio ha sido comparada con la mayora de grandes generales que las naciones han alumbrado. Pero… Alejandro no hubo ms que uno.
Sin embargo, si Alejandro no hubo ms que uno, libros que hablen sobre l hay casi demasiados. En el mercado editorial son numerossimas las obras que escogen como tema la vida y hazaas del macedonio; si nos circunscribimos al idioma castellano y a los ltimos aos, el crculo se reduce enormemente pero aun as existe variedad suficiente como para que el lector llegue a aborrecer al pobre Alejandro. Desde el clsico estudio de J. G. Droysen hasta los ms recientes de R. Lane Fox, C. Moss, N. Hammond, A. B. Bosworth, N. Saunders, R. Caratini, P. Cartledge o F. J. Gmez Espelosn, la bibliografa se hace interminable. Y eso sin entrar en el apartado de la ficcin, terreno en el que el Magno hace tanto honor a su epteto como en la literatura ensaystica: M. Druon, K. Mann, G. Haefs, M. Manfredi, M. Renault, P. Doherty, S. Pressfield, J. Negrete, J.A. Maas… Es la estpida ventaja que tienen los textos “secundarios” respecto a los “fuente”: autores clsicos que hayan escrito directamente sobre Alejandro tenemos los que tenemos (Arriano, Pseudo-Calstenes, Curcio Rufo, Justino, Diodoro y Plutarco) y ni uno ms, salvo que encontrramos un ejemplar de las Efemrides de Eumenes o de los escritos de Aristbulo o de Ptolomeo, hallazgos stos que seran tan importantes como lo fue el de las tablillas de lineal B para la micenologa, pongamos por caso. Autores modernos, en cambio, hay muchos, muchsimos, y obviamente cada vez habr ms. Y ante tal avalancha de ttulos que en la actualidad comparten estantera en la mayora de libreras, el lector novicio quiz no sepa cul escoger y prefiera optar por un libro sobre Julio Csar (que tampoco est mal pero no es lo mismo, hombre, no es lo mismo). Para evitar esa desercin, es posible que resulte interesante hacer una inmersin en la vasta bibliografa alejandrina, pescar al vuelo alguno de esos ejemplares, mostrar al lector en potencia qu tratamiento hace de la figura del conquistador macedonio y, en base a esa informacin, que el lector decida. He aqu el resultado de esa pesca.
Roger Caratini es autor de numerosas obras filosficas, histricas y enciclopedistas. El gnero de la biografa tambin lo ha cultivado a fondo (Jess, Mahoma, Csar, Augusto, Nern, Marco Aurelio, Atila, Juana de Arco, Napolen), ponindose as en la estela de escritores insignes como Emil Ludwig o Stefan Zweig. Su Alejandro Magno se inscribe en este gnero, y suma as uno ms a la interminable relacin de ensayos biogrficos sobre el personaje. Ahora bien: se trata de un libro ms? Veamos: la obra nos presenta un recorrido por la vida del Magno casi a ao por captulo desde que accede a la corona macedonia, recorrido que est precedido por otro quiz ms til por menos frecuente, dedicado a la dinasta de los argadas y, sobre todo, a los hechos de Filipo II de Macedonia, padre de Alejandro. El libro se completa con una serie de anexos, mapas y cuadros cronolgicos sobre la historia de Grecia, del imperio persa y de la conquista de Alejandro.
Lo que nos ofrece Caratini es ms un relato, por momentos casi novelado, de la vida de Alejandro, que un estudio sobre su vida. En tanto que tal, la lectura es fluida y gil, las pginas vuelan gracias al estilo suelto y desenvuelto de Caratini, que permite que el libro sea devorado rpidamente (y eso que tiene ms de 600 pginas). Casi es superfluo mencionar el ligero desconcierto que provoca la continua alternancia entre la narracin en tiempo pasado y en tiempo presente, o algn que otro detalle formal que no encaja demasiado bien en el conjunto. Por otra parte, el apoyo constante en las fuentes (como no puede ser de otra manera), especialmente en Plutarco y Arriano (el uno amante de la ancdota y el otro de la minuciosidad) hace que nos preguntemos en algn momento qu estamos haciendo leyendo este libro en lugar de los clsicos, pero este es un problema que se solventa rpido acudiendo a ellos en cuanto acabemos con Caratini.
Quiz cabe achacarle al autor cierta poca habilidad para hablar de asuntos blicos: batallas, estrategias, etc. Pero considero que esto es peccata minuta. No lo es, en cambio, la casi total ausencia de aparato crtico: hay escassimos contrastes de datos, contados anlisis sobre lo que Alejandro hizo, lo que dej de hacer o lo que pudo haber hecho, nulas referencias a otros autores… Cierto que esto es consustancial al estilo de redaccin del libro, pero se encuentra a faltar una mayor implicacin del autor en la descripcin de los acontecimientos.
En el anlisis que s se implica Caratini es en el psicolgico. El libro est salpicado, y rematado con un anexo final, de valoraciones de esta ndole sobre la personalidad de Alejandro y sobre cmo evoluciona a lo largo de su vida. Se nos habla as de complejo edpico, de conducta psicoide… Caratini ve un punto de inflexin en el carcter del macedonio, un antes y un despus, cuando se produce la victoria definitiva sobre los persas en Gaugamela y al poco es hallado muerto el rey Daro. Todo el hilo narrativo se construye en torno a la conducta psictica de Alejandro, ms calmada antes de esa batalla, ms perturbada despus. Este enfoque, que no es novedoso, puede gustar o no, pero en el caso de que no, el desagrado an se acenta ms al ver que adems se descuidan otros aspectos cuyo tratamiento hubiera sido tanto o ms interesante (el pothos de Alejandro o impulso de seguir siempre adelante, su capacidad como estratega, su deseo de emular a los hroes homricos…).
La obra de Caratini es, pues, un estupendo libro para conocer la historia de Alejandro Magno sin entrar en anlisis profundos, y una buena eleccin para los que quieran acercarse a la figura del macedonio. Cumple con creces la misin de captar aficionados a la historia clsica, al mundo griego, a la vida de Alejandro Magno y, en definitiva, a nuestra propia cultura.



Информация

Посетители, находящиеся в группе Гости, не могут оставлять комментарии в данной новости.
]